• Gloria

Tartar de Salmón Anfitriona Perfecta

El tartar de salmón es un plato ideal para cuando tienes invitados porque la mayoría de gente no lo hace en casa, porque no sabe o porque piensa que da mucho trabajo. Además, gusta a prácticamente todo el mundo. Por eso, servirlo a tus invitados, es siempre un acierto.


Lo cierto es que si tienes una buena receta, ni es difícil ni da tanto trabajo y se puede preparar con antelación.


Recetas de tartar de salmón hay un montón. Para mi gusto, la mayoría pecan de poner demasiadas ingredientes de sabor intenso que matan el suave sabor del salmón crudo y de machacar el pescado por picarlo demasiado. Así que te propongo una versión con ingredientes más sutiles de sabor, con el salmón picado a cuchillo en trozos no muy pequeños, con hierbas frescas y jengibre que le aportan frescura y modernidad.


Es tan bueno y tan fácil que lo vas a hacer hasta aburrir...



La foto no es genial. La repetiremos, pero al menos de momento sirve para ilustrar

Tartar de Salmón Anfitriona Perfecta


Raciones: 5 personas (ración generosa o como plato principal)

Dificultad: picar el pescado a cuchillo

Tiempo: 40 min



Ingredientes:

  • 600 g de salmón fresco, lomo sin piel ni espinas

  • 200 g de salmón ahumado

  • Media cebolla fresca picada muy fina (unos 80g)

  • 2 cucharadas de cebollino picado pequeño (8g aprox.)

  • 2 cucharadas de hojas de cilantro picado (10g aprox.)

  • 1 cucharada de jengibre fresco rallado (15g aprox.)

  • La ralladura de 2 limas (6g aprox.)

  • 50g de aceite de oliva suave

  • 3g de sal (aprox.)

  • Pimienta blanca al gusto

Para la presentación:

  • Sésamo negro

  • Huevas de salmón

  • Ramitas de cebollino enteras


Acompañamiento: Ensalada de papaya y mango:

  • 250 g de Papaya

  • 250 g de Mango

  • 250 g de Aguacate

  • Hojas de cilantro picadas gruesas

  • Ralladura de 2 limas (luego usarás el zumo para la vinagreta)

  • 100 g de rúcula


Vinagreta:

  • 3 cucharadas de aceite de sésamo (45 ml)

  • 6 de soja (90 ml)

  • 2 el zumo de 2 limas (60 ml).

Procedimiento:


Tartar:

  1. Al comprar el salmón, pide que te lo preparen en lomos sin piel ni espinas y cortado en filetes finos. ¡Ahorrarás un montón de tiempo!

  2. Poner los filetes extendidos y envueltos en film de plástico en el congelador y dejar que se pongan duritos. No hace falta que congelen del todo.

  3. Mientras se endurece el salmón, pica la cebolla fresca bien fina, corta el cebollino pequeño con las tijeras de cocina y pica el salmón ahumado trozos pequeños.

  4. Una vez el salmón fresco esté duro, con un cuchillo bien afilado, lo cortas en tiras y luego en cubos de 0,5 cm (medianos, pero a tu gusto). Saca los filetes de salmón progresivamente según los vayas picando, para que no se pongan blandos, que entonces se hace más difícil picarlos.

  5. Mezcla los dos salmones, la cebolleta, el cebollino y el cilantro. La cantidad de cebolleta y cebollino que pongo es aproximada. Se tienen que ver en el tartar. Mira la foto para orientarte.

  6. Añade el aceite, la sal y la pimienta blanca.

  7. Ralla por encima de la mezcla de salmón el jengibre y la ralladura de lima.

  8. Mezcla todo y prueba para corregir de sal, pimienta, jengibre y lima.



Ensalada:

  1. Corta en cubos medianos y lo más regulares posible, la papaya, el mango y el aguacate.

  2. Ralla encima con Microplane la piel de 2 limas y resérvalas para usar su zumo en la vinagreta.

  3. Pica gruesas las hojas de cilantro y añade a la fruta

  4. Añade la vinagreta y mezcla.



Presentación:

  • Pon en el centro de cada plato el tartar. Si te gusta, usa un molde para ello.

  • Encima del tartar pon una cucharada de huevas de salmón (opcional) y unos tallos de cebollino.

  • Pon una base de rúcula a un lado del tartar en cada plato.

  • Encima de la rúcula, poner un para de cucharadas de la mezcla de frutas.

  • Añade algunas tostaditas para el que le guste comerlas con el tartar. Hay unas con cebolla del Mercadona, que le van muy bien.



Tips:

  • De la cebolla fresca, puedes aprovechar el tallo, especialmente si la picas. También lo puedes guardar para usar de verdura en los caldos en sustitución de la cebolla.

  • El cebollino se pica más fácil cortándolo con tijeras de cocina.

  • El jengibre se congela y luego se ralla muy fácil con un Microplane. No hace falta pelarlo ni descongelarlo para rallarlo.

  • Si no te gusta el jengibre, no lo pongas y aumenta la ralladura de lima y la pimienta blanca para compensar.

  • Para la ralladura de lima usa también el Microplane. Cuidado de no rallar la parte blanca que amarga bastante. Rállala sin exprimir la lima y luego guarda la lima ya sin piel en una bolsa en la nevera, para cuando necesites su zumo.


Y cualquier cosa... ya sabes!



#salmon #platoprincipal #crudo #comidadeverano #comidadeinvitados

© 2023 por Fotografía-Z. Creado con Wix.com