© 2023 por Fotografía-Z. Creado con Wix.com

  • Gloria

Tarta fácil de lima-limón

El relleno de esta tarta es una crema suave y ligera, casi una mousse. Sin leche condensada, tiene una textura genial, pero que no te engañe porque lleva un montón de azúcar.


Se puede decorar con lo que quieras: frutas, nata, merengue, flores comestibles, virutas de chocolate blanco o una combinación de todo ello. Cuando tenga tiempo haré varias decoraciones y subiré las fotos. pero tal cual, sin adornos, tiene el bonito color del limón o de la naranja y está igualmente buena. Para el comer en familia, suficiente.


Aquí os la propongo con una base de galleta, pero también se puede utilizar una masa quebrada.


Ahí va la super receta!




Tarta de lima-limón.


Raciones: 8-10 personas

Dificultad: no mucha, la verdad.

Tiempo: como una hora con horneado y todo



Ingredientes:

Para la base:

200 g de galletas Maria

100 g de mantequilla derretida

75 g de chocolate blanco (opcional)


Para el relleno:

220 g de azúcar glass

4 huevos

250 ml de nata para montar (35% grasa)

250 ml de zumo mitad lima, mitad limón


Para acompañar:

Nata montada

Helado...


Utensilios:

Molde de 25 cm desmontable

Bol para mezclar

Varillas eléctricas o manuales

Procesador de comida o un rodillo de cocina

Papel de horno




Procedimiento:

  1. Calienta el horno a 180 ºC

  2. Pica la galletas Maria. Puedes usar un procesador o la Thermomix, si tienes. Si no, las pones en una bolsa y la machacas con un rodillo de cocina. Eso si, que te queden bien finas.

  3. Añade la mantequilla derretida a las galletas picadas y mézclalas bien. Tiene que quedar bastante húmeda.

  4. Pica el chocolate blanco en trozos pequeños a cuchillo. En este caso no uses el procesador o te quedará como harina y no te quedara bien la base.

  5. Forra el fondo del molde con papel de cocina, pon la mezcla de galletas en el fondo del molde y presiónala y aplánala. Lo que mejor va para hacer esto es una cuchara de sopa.

  6. Mete el molde con la base en la nevera hasta el momento de hornear.

  7. Poner en un bol grande: el azúcar, los huevos enteros, la nata y el zumo de lima-limón. Mezclar bien con varillas hasta obtener una consistencia homogénea. Queda bastante liquida.

  8. Verter en el molde sobre la base de la tarta.

  9. Meter en el horno, reducir la temperatura a 160 ºC y dejar unos 30 minutos. Dependiendo del molde, puedes necesitar más tiempo. Tiene que verse cuajada. Si se empieza a dorar la superficie, tápala con papel de plata. El color queda más bonito si no se dora la superficie.

  10. Sacar del horno, dejar enfriar y meter en la nevera para que se asiente. Cuando ya esté fria y asentada, desmoldar con cuidado.

  11. Servir cortada en raciones, sola, con nata montada o con helado, aunque sola ya esta muy buena.

Decoración:

Si tienes invitados o la llevas de regalo a una comida, decórala que te quedará más lucida. Opciones que quedan bien:

  1. Frutas del bosque: colócalas en el borde. No hace falta cubrir todo el borde, con poner solo en media tarta ya queda bien.

  2. Virutas de chocolate blanco y piel de lima y/o limón: las de chocolate las puedes hacer con un pelador de patatas, las otras con un utensilio especial para ello o a cuchillo cortándolas en tiritas muy finas. Colócalas solo alrededor de la tarta.

  3. Flores comestibles: super pro! pero a veces difíciles de encontrar. Haz como una corona alrededor de la tarta. Puedes combinarlas con frutas del bosque.


Notas y trucos:

  • Las galletas pueden ser galletas Maria que son muy baratitas y están muy ricas o de cualquier tipo que te gusten: de jengibre, digestive, napolitanas, etc.

  • El chocolate blanco lo puedes sustituir por negro, si prefieres, incluso no poner si no tienes y también queda bueno, pero el chocolate blanco queda muy bueno con el ácido del limón y la lima.

  • Si tienes prisa, puedes comprar masa quebrada hecha y usarla en lugar de la base de galleta. Forras el molde con ella y la horneas antes de rellenar, con las instrucciones del paquete.

  • El zumo puede ser de un solo cítrico (limón, lima, naranja, mandarina, pomelo...) o combinado a tu gusto. A mi la combinación mitad lima, mitad limón, me encanta!